domingo, 3 de febrero de 2008

Qué es un Sommelier?

Desde el año 1.995 cuando me preguntan cual es mi oficio, profesión o a que me dedico? Mi respuesta es soy Sommelier… la sorpresa es encontrarme con un 70 % que no saben los que es un Sommelier, algunos piensan que es una profesión que se estudia en el extranjero, muchos confunden este oficio con la del Enólogo. Mucho menos saben que se estudia en Venezuela, y ni se imaginan que el inicio de todo fue Puerto Ordaz con el Sr. Ercole y su hijo Leo D´Addazio quienes fundaron la Asociación Venezolana de Sommeliers en 1.990 con el apoyo del Presidente de la ASI, Giuseppe Vacarini, el objetivo tener personas preparadas para que simplemente sirvieran el vino en sus restaurantes.

Cada año Leo dedicaba parte de su tiempo en enseñar con los libros de la AIS, (Asociación Italiana de Sommeliers) ASI (Asociación Internacional de Sommeliers) a un pequeño grupo de mujeres y pocos hombres la pasión por el vino en la que yo estaba incluida; Aprendí la forma correcta de tratarlo, me inculcó la vocación de servirlo humildemente, defenderlo y difundir esta cultura que abarca arte, gastronomía, salud y placer.

Que es un sommelier? La mayoría de las veces respondo: soy una servidora de vinos, mi función la cumplo en un Restaurant, Enoteca, Distribuidor, Importador, Productor de Vinos, etc.
Debo sugerir desde el aperitivo, el vino que debe acompañar mediante una armonía sensorial el platillo de mi comensal en ese momento, esto incluye realizar el servicio correcto del Vino, incluyendo la decantación o Aireación del mismo, la tarea continúa cuando sugiero el agua mineral mas apropiada para la comida y el vino y finalmente la recomendación del café, infusiones o té, digestivos, puros y su armonía con los espirituosos y destilados.

Como complemento realizo la carta de vinos del Restaurant donde trabajo, manejo el inventario de vinos, me encargo de las compras de los mismos, y por supuesto importantísimo el cuidado de la Cava o Bodega. Para lograr todas estas funciones y muchas más que podemos realizar, como saber manejar la bandeja, preparar cócteles, darles la bienvenida a los comensales, conocer el menú del restaurant donde laboro. Hay que estudiar mucho, la base de todo esto es que debo conocer los vinos del mundo, su elaboración, las legislaciones da cada país, denominaciones, las uvas, la forma de cultivo, el servicio del vino, orden del vino dependiendo de su denominación, cantidad de azúcar, tipo de vino, conocer de aceite de olivas, de aguas minerales, de otras bebidas que incluyen la cerveza, café, te, chocolate, gastronomía del mundo. Tengo que saber describir el vino en forma oral y escrita, todos los conocimientos que he aprendido están homologados por la ASI, pasé un año para tener una base, pero mi labor y conocimientos no terminaron allí. Todavía tengo que aprender mucho, ya que este mágico mundo de descubrimientos y placeres cambia cada día, la diferencia entre mi oficio y la del Enólogo, es que yo no estoy capacitada para hacer vinos, no soy creadora de los maravillosos elixires de Dioses, soy servidora, yo simplemente interpreto el arte de los Enólogos, admiro sus creaciones, ellos hacen el Vino, plasman en un lienzo o botella una personalidad, un estilo, mi labor es apreciar sus bondades y poder transmitírselas a los comensales.


Ser Sommelier es un compromiso que nunca termina, tener vocación de servicio, humildad y conocimiento fueron las primeras exigencias de mis profesores.


Actualmente hay una Academia de Sommeliers en Caracas, cuyo fundador Leo y mi persona, trabajamos día a día para formar profesionales del vino, nuestro objetivo que puedan haber muchos sommeliers, que tengan la misma oportunidad que tuve hace varios años, encontrarme con el vino y tener el placer de enamorarme de cada botella que degusto y sirvo. Defenderlo, difundirlo y disfrutarlos son mis palabras que interpretan como veo el Mundo del Vino.

Aunque es difícil como mujer trabajar los horarios de un Restaurant, tiene muchas satisfacciones , hace doce años era un reto ofrecer un vino en cada mesa, ver con que acompañaban las comidas lo hacia imposible de entender, acercarse y hablar del vino era difícil, probarlo antes de que la persona que lo pidió, más, pero así tenía que ser, no porque me quisiera beber el vino de mi cliente, sino por el trabajo que le ahorraba, probándolo para descubrir que estuviera en perfectas condiciones de calidad y temperatura.

Ya no es tan difícil, ahora es un placer para mis clientes y para mi respetar el rito del servicio del vino, ¨ Si tratas bien al vino el se abrirá para ti ¨, esas palabras grabadas en mi mente son una realidad y poder trasmitirlas a través de estas líneas es maravilloso. Mi mayor placer es que todos puedan descubrir al Vino, y mi labor más importante es hacerle ese camino más fácil y placentero, eso es lo que significa para mi ¨Ser un Sommelier¨.

Escrito por Dayana Medina

4 comentarios:

Manuel dijo...

Dayana
Te felicito. Muy espontaneo, apasionado y enriquecedor.
Manuel

EDY dijo...

FELIDADES, INTERESANTE TU TRABAJO, EN ESPECIAL PARA LAS PERSONAS QUE SOMOS APASIONADAS DEL VINO, DISFRUTO DE CADA CATA CONTIGO Y CADA VEZ ENRIQUEZCO MIS CONOCIMIENTOS.GRACIAS
EDY MOLINA

gladys dijo...

Me ha tocado ver muy de cerca ver
tu inversion de tiempo en esta profesion, la dedicaciòn y disciplina han sido unas de las herramientas usadas .
Felicidades y Exito
gladyscastillo016

ayleth dijo...

felicidades , me encanta tener mas conocimientos sobre un sommelier y saber a la vez q no solo es catar o hacer catar un vino si no hay q vivir lo q estamos haciendo. Ayleth.